KV14

LA TUMBA FUE DESTINADA A CONTENER LOS RESTOS DE TAUSERT Y SETNAKHT KV 14

La tumba fue descubierta en la exploración llevada a cabo en el Valle de los Reyes por Richard Pococke durante los años 1737 a 1738. Fue cartografiada durante la expedición que en 1799 Napoleón Bonaparte realiza a Egipto. En 1825 el explorador James Burton realiza un plano de la tumba. Durante la expedición Franco-Toscana llevada a cabo durante los años 1828-1829 en el Valle de los Reyes es citada dicha tumba. Richard Lepsius la visita en la expedición que realiza al Valle durante los años 1844-1845. La excavación de la tumba la empezaría a realizar el servicio de antigüedades egipcio durante los años 1893-1895. Posteriormente el arqueólogo Hartwing Altenmuller, patrocinado por la Universidad de Hamburgo, reinicia la excavación de la tumba.
La entrada de la tumba de KV 14 está horadada en la base del cortado que se en cuenta al final de la rama sudoeste del wadi principal. Después de la pequeña entrada A hay tres pasillos (B, C y D) con el suelo decorado con bajorrelieves en los que aparecen escenas de la reina acompañando a Siptah (quien más tarde pasará a ser Sety II) delante de varias deidades, seguidas de representaciones de los guardianes de las puertas del reino de Osiris, procedentes del Libro de los Muertos. La cámara E no tiene huecos tallados en el suelo. A continuación está la cámara F, con pilares y con una bajada en el centro que no dispone del habitual par de pilastras en los flancos.
Tras la bajada hay dos pasillos (G y H) seguidos de una cámara (I). Hay una cámara lateral (Ga) a la izquierda (sur) de la pared del pasillo G, aunque para algunos debería haber servido como cámara mortuoria en una primera fase de la construcción de la tumba. La primera cámara mortuoria J2 tiene un techo abovedado y un suelo hundido flanqueado por dos filas de cuatro pilares embancados en la parte anterior (este) y posterior (oeste). Hay además cuatro cámaras laterales inacabadas en cada una de las esquinas de la cámara J1.
El pasillo K1 al oeste, con dos cámaras laterales (K1a, K1b), representa el comienzo abandonado de la excavación de una segunda cámara mortuoria. Un segundo pasillo (l) conduce a una segunda cámara mortuoria J2, la definitiva, de mayores dimensiones que la primera. Está cámara también tiene en el centro el suelo hundido, un techo abovedado y está flanqueada por dos filas de cuatro pilares embancados en la parte anterior (este) y posterior (oeste). Las cuatro cámaras laterales están completamente excavadas, pero no están decoradas, y sólo en la pared delantera (este) de esta cámara mortuoria hay dibujos previos de lo que debería haber sido la decoración. En la parte derecha (norte) del suelo hundido hay un sarcófago roto y una tapa.
Un pasillo axial inacabado (K2) en la parte posterior (oeste) tiene sendas salidas abandonadas cortadas a cada lado. La tumba está decorada con escenas del Libro de los Muertos (pasillo C, pasillo D, cámara con pilares F, bajada F, cámara lateral Ga), Ritual de Apertura de la Boca (pasillos G y H), Libro de las Cavernas (cámara mortuoria J1), Libro de la Tierra (Cámara mortuoria J1), Libro de las Puertas (cámaras de enterramientos J1 y J2), el Imydwat (pasillos K1, pasillo L), así como imágenes de los fallecidos y/o de las deidades (pasillo B,, puertas C-E, cámaras E y F, cámara lateral Ga, puerta H, puerta I, cámara I y cámara mortuoria J1).
De sus tesoros se ha podido conservar una ínfima parte gracias a que estuvo oculta en un escondrijo del Valle; una corona de oro, compuesta por un grueso circulo de 17 cm. de diámetro y un peso de 104 gramos, perforado por seis agujeros que servían para colocar flores del mismo metal precioso, de colores amarillo y rojo, alternativamente. También se encontraron pendientes de oro y un collar del mismo metal.

VIDEO

RET. VALLE DE LOS REYES

RET. MUJERES FARAON